“LAS LAMENTACIONES DE JEREMÍAS” de Tomás Luis de Victoria en concierto organizado por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno

El Observatorio Activo Ávila 1.131, está situado en los aledaños de la casa natal de uno de los músicos españoles más insignes: el célebre compositor polifonista del Renacimiento, Tomás Luis de Victoria. Con motivo de esta feliz coincidencia, la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno comenzó en 2018 una programación de conciertos en Ávila y en Madrid, que continua este 2019 con dos nuevos conciertos con motivo de Semana Santa.

Interpretado por el grupo Victoria Cantus

El grupo Victoria Cantus, dedicado a la polifonía española del siglo XVI y dirigido por los reconocidos músicos Carlos José Martínez y el abulense Francisco Javier López, ha seleccionado un programa relacionado con la proximidad de las fiestas de Semana Santa: Lamentationum Ieremiae Prophetae – Las lamentaciones de Jeremías-  de Tomás Luis de Victoria, publicadas en 1585 al final de su etapa en Roma, y una de sus obras más exitosas. Esta obra manifiesta el sufrimiento y el dolor de los judíos por la destrucción de Jerusalén y su templo hacia 587 a.C. tras la conquista babilónica por Nabucodonosor, y el exilio forzado del pueblo. La versión magistral de Victoria está caracterizada por la emoción y la transcendencia, sin perder la esencia del sentido teológico de los hechos que describen las lamentaciones.

Concierto en Ávila en homenaje a Tomás Luis de Victoria

En esta ocasión, el próximo sábado 30 de marzo el concierto -de entrada libre hasta completar aforo- se celebrará en el Monasterio de La Encarnación de las Madres Carmelitas Descalzas, en Ávila, donde Santa Teresa de Jesús pasó la mayor parte de su vida. Y el 6 de abril se repetirá concierto en Madrid en la Capilla  de la Casa Provincial de las Hijas de las Caridad. Ambos lugares son un contexto muy adecuado para vivir la experiencia de la música sacra.

Las “Lamentaciones de Jeremías” se interpretarán fuera del contexto litúrgico para el que fueron creadas, aun así como espectadores de estos conciertos únicos se nos permite percibir esa intensidad y recogimiento.  Y se contribuye a un mayor conocimiento de la obra y la vida de Tomás Luis de Victoria, quién como sacerdote y músico, simboliza el valor religioso y cultural de la Semana Santa.