Exposición Vidas Cruzadas

Ávila 1.131 acoge hasta el 28 de julio la exposición “Vidas cruzadas”, una muestra de arte singular en el que las tensiones y las formas crean una experiencia única en el visitante.

De hecho, más que una exposición al uso, “Vidas cruzadas” es una experiencia estética que interactúa con la sala y los espectadores. Compuesta por 15 piezas que marcan un recorrido visual que empuja todos los sentidos, la muestra se complementa con una gran instalación de formas rectas y precisas, todo un conjunto activo que nos invita a transitar por el espacio y sentir una vivencia personal.

El artista bilbaíno, afincado en Ávila, Roberto González, activa recuerdos y sensaciones vinculados con el equilibrio inestable entre fuerzas, como la gravedad y el magnetismo, provocando un universo de sensaciones dibujadas a través de un minimalismo visual seductor, tan simple como puro, como proyectadas en el vacío.

“Vidas cruzadas” podrá disfrutarse en el Ávila 1.131 (Calle Caballeros, 17), de lunes a viernes en horario de 09:00 a 13:30 horas y de 16:00 a 20:00 horas, y los sábados en horario de mañana (de 10:00 a 14:00 horas).

Bio del autor:

Roberto González (Bilbao, 1977) es un artista que plantea su investigación como una exploración sobre los límites convencionales del Dibujo, adentrándose en el estudio de nuevas técnicas y en la búsqueda de soportes alternativos sobre los que «dibujar».

Tanto en sus Estudios como en sus Composiciones el elemento principal de su obra es la línea, que realiza por lo general con hilos rojos que surcan el aire -invadiendo de este modo un espacio que correspondía tradicionalmente a la escultura- y que se mantienen en constante tensión mediante imanes de neodimio.

El segundo componente de la obra de Roberto González -y de idéntica importancia- lo constituyen las sombras que, al proyectarse, desarrollan un entramado de líneas negras sobre las paredes del espacio expositivo.

Todas las líneas -reales y proyectadas, rojas y negras, surcando espacio y pared- dialogan entre sí intentando plantear al espectador los dilemas del propio artista, esto es: ¿qué es un dibujo? Y sobre todo: ¿cuándo deja de serlo?

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca en 2013. Roberto González es becado durante su formación por el Ministerio de Educación con una Beca Erasmus -para cursar estudios de arte en la Nuova Accademia di Belle Arti de Milán- y con una Beca de Colaboración con la Universidad de Salamanca -para participar como docente en el departamento de Dibujo de la facultad de Bellas Artes-.

En 2012 participa en la Feria de Arte Contemporáneo de Arévalo (Ávila), dentro de la exposición colectiva Interdisciplinariedad. En 2014 su proyecto Tensión es seleccionado por la Universidad de Salamanca para ser expuesto en el Espacio Experimental Fonseca, dentro de la programación del Festival Internacional de las Artes de Castilla y León (FÀCYL). En 2015 forma parte de la exposición colectiva ¡Ni en pintura!, junto a artistas emergentes como Jorge Gil, Beatriz Castela o Víctor Solanas-Díaz. Un año más tarde finaliza el Máster en Estudios Avanzados en Historia del Arte, en el departamento de Historia del Arte/Bellas Artes de la Universidad de Salamanca. En 2017, mientras sus Estudios son expuestos en la exposición colectiva Punto de No Retorno en Navarrevisca (Ávila), desarrolla una nueva serie de obras: las Composiciones, cuyas primeras pruebas son mostradas en la galería «Versátil» de Zarza de Granadilla (Cáceres) en la exposición Prueba de Artista.

En julio de 2018 Estudios y Composiciones -estas últimas ya en una versión definitiva- convivirán en Ávila, en la sala de exposiciónes «Ávila 1.131» de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies